Vivienda

Alquilar significa ceder a otro una cosa para que la disfrute por el tiempo estipulado, mediante el pago de una cantidad.
El alquiler de una vivienda como alternativa para independizarse ofrece muchas ventajas, entre otras la cuestión económica ya que no es necesaria una gran inversión inicial. 
Antes de empezar a buscar la vivienda, es mejor plantearse una serie de cuestiones para poner en claro qué se necesita exactamente:

- Fijar un presupuesto.
- Determinar el tipo de vivienda y si es para compartir o vivir solo.
- Zonas donde quiero vivir.
- Características de la vivienda que buscamos.

Una vez hecho este planteamiento inicial, existen varios recursos a nuestro alcance a los que podemos recurrir para encontrar la vivienda adecuada:
  • Visitar personalmente la zona donde se desea alquilar la vivienda, localizando los carteles de posibles viviendas en alquiler.
  • Mirar la prensa, suelen tener una sección de anuncios donde poder mirar viviendas en alquiler o bien podemos recurrir a revistas y periódicos especializados en vivivenda.
  • Las agencias inmobiliarias son otro recurso, eso sí con un gasto añadido por el asesoramiento y la comisión que ellos ganan.
  • La Bolsa de Vivienda Joven en Alquiler, tiene la ventaja de que es un servicio de ayuda y asesoramiento gratuito, además de contener una oferta de viviendas en alquiler.
Cuando tenemos claro que vivienda queremos, es muy importante antes de firmar el contrato comprobar que la persona que alquila tiene la capacidad para hacerlo. La forma de hacerlo es comprobándolo en el Registro de la propiedad, mediante una nota simple relativa a la vivienda.
El siguiente paso será formalizar el arrendamiento mediante el contrato de alquiler (cabe destacar que hay diferentes modelos de contratos de alquiler).
En el contrato de alquiler deben figurar entre otros los siguientes datos:

· Los datos personales tanto del arrendatario como del arrendador o en su defecto de las personas que los representen.
· La fecha y lugar en el que se celebra el contrato.
· La dirección exacta de la vivienda que se alquila.
· La duración del contrato.
· La renta de alquiler, es decir, el importe mensual que se va a pagar por la vivienda así como el importe de la fianza.
· La forma de pago.
· La firma de las partes.
· El derecho de adquisición preferente del inquilino en caso de venta de la vivienda (derecho de tanteo o retracto).

Además del contrato, las partes deberán firmar un inventario, es decir, una relación de los muebles y enseres de los que dispoga la vivienda en el momento del arrendamiento

Ayudas de la Generalitat


Alquiler: